martes, 15 de mayo de 2012

Don Pablo Moyano


¿Y quién es Don Pablo Moyano?

Pues el cura párroco de Montemayor, que será enterrado mañana día 16.
Mi conocimiento de Don Pablo se remonta a hace más de treinta años, cundo le visité en compañía de mi suegro por un asunto relacionado con el castillo de Montemayor que, como sabemos pertenece a la casa ducal de Frías, de ascendencia burgalesa.
Nos atendió como no cabe otra forma.

Y la conversación se dirigió en un momento hacia la propia localidad de Montemayor y el museo que estaba comenzando a formar. Se trataba de unas cuantas piezas arqueológicas que le habían ido dando los vecinos y que él exponía en locales de la parroquia y las enseñaba con cariño a todo el que se lo solicitaba. Y allí vi por primera vez los ases de VLIA.
Poco me podía yo imaginar que, pasados los años, el museo adquiriría la dimensión actual, siendo reconocido oficialmente por la Junta de Andalucía como Museo de VLIA

¿Qué es lo que podemos ver en el museo?
Pues entre otras cosas los preciosos ases de VLIA que desde entonces los vecinos de Montemayor le han ido proporcionando.
Y no dejo de pensar que hace menos de un mes expuse una pieza de VLIA en este blog con motivo de que en su reverso aparecen unos racimos de uvas
Os invito a que no dejeis de visitar Montemayor, y de paso el Museo de VLÍA, situado en la parroquia del pueblo (creo que es la parroquia de la Asunción). Así podreis contemplar lo que puede hacer un sencillo -y a la vez cultísimo- cura de pueblo. 


En esta página veréis el museo:
www.terra.es/personal/pepedel/paginas/museo.htm

miércoles, 25 de abril de 2012

Moriles 100 años





Hace unos días se ha celebrado en Córdoba la XXIX cata de la Denominación de Origen Montilla-Moriles con el  lema de “Moriles 100 años”.
Montilla y Moriles son dos localidades de la campiña cordobesa célebres entre otras cosas por sus magníficos caldos.
Moriles, que es el nombre que hoy nos ocupa, fue hasta 1912 aldea del municipio de Aguilar de la Frontera con el nombre de Los Zapateros.
Es importante apuntar que los vinos generosos del sur tienen una crianza totalmente distinta al resto de vinos de España. Para empezar, decir que hay cuatro tipos de vinos en este sentido: fino, amontillado, oloroso y Pedro Ximénez, todos elaborados con uva de la variedad Pedro Ximénez.
El más común, abundante y conocido es el fino, que se cría bajo velo de flor y por el sistema de criaderas y soleras.

Para empezar indicar que Pedro Ximénez era un mercenario alemán de los Tercios de Flandes llamado Peter Ximen o Peter Siemens, que trajo la cepa de Alemania a Andalucía.

Pero, ¿qué es eso de velo de flor? Pues se trata de una capa de hongos que flota sobre el vino del barril y que se alimenta de los azúcares restantes después del proceso de fermentación.

¿Y que es eso de criaderas y soleras? Pues que sólo se comercializa una parte del vino de la hilera de toneles pegados al suelo (solera), cantidad que será sustituida por la misma de la segunda hilera y así sucesivamente hasta la cuarta hilera cuyo hueco será ocupado por el vino de la última cosecha. De esta forma sucede que los vinos de distintas cosechas se unifican y tienen las mismas características. Y no se hablará nunca de cosechas. La graduación alcohólica se sitúa alrededor de los 15º
Y es importantísimo indicar que los vinos de la Denominación Montilla-Moriles no están encabezados, es decir, no tienen alcohol añadido pues las características de su terreno así como las horas de insolación facilitan la función clorofílica de los viñedos, con una producción de azúcar adecuada en sus mostos.

Pero ¿qué hacemos hablando de vino en una página numismática?
Intentemos reconducir este asunto.



As ibérico de VLIA

Vamos a ver dos casos en que aparecen los racimos de uva en las monedas.
El primero es un as ibérico de VLIA, la actual Montemayor, localidad cordobesa cuyos vinos pertenecen a la citada Denominación de Origen de Montilla-Moriles
En el reverso tenemos una cepa con sus raíces, y dos sarmientos, entre los que se lee VLIA, que se subdividen y terminan en racimos. En el anverso diosa local con interesante peinado y pelo recogido en pequeño moño; se acompaña de la espiga de un cereal.



Peseta de la Segunda República. Guerra Civil, Zona Roja

En el segundo caso proponemos la peseta de la Zona Roja, la “rubia”, apodo de larga tradición que debe su nombre al color del pelo de la mujer, que se atribuye como rubio en una clara aproximación al color del metal que la compone, latón.
Se le designó también como la “peseta de Negrín” o como la ”perdición del hombre”. Este último apodo por aparecer en ella la mujer, el dinero y el vino, que hoy podrían traducirse mejor como sexo, poder y droga.
Y ya que hablamos de vinos y monedas, terminar diciendo que la Sociedad de Plateros comercializa un vino denominado “Peseta”.



domingo, 1 de abril de 2012

RDGA = AGDR = de Cádiz




La cronología de las monedas hispano-fenicias es difícil de determinar puesto que sus colonias conservaron su alfabeto hasta  tiempos del Imperio Romano; lo que sí sabemos es que las piezas de cobre, de ruda acuñación y gruesas como ésta, son más antiguas. También conocemos las ciudades que acuñaron: Agadir (Cádiz), Ebusus (Ibiza), Abdera (Adra), Sexi (Almuñécar), Malaca (Málaga)... Todas estas ciudades eran colonias de Fenicia (hoy el Líbano), cuyos barcos salían del puerto de Tiro hacia lejanos países en busca de metales preciosos, garon y púrpura. La ciudad de Cádiz es la más antigua conocida del Extremo Occidente; aunque se funda allá por el año 1100 aC.,  la acuñación de esta moneda habría que situarla en los primeros años del siglo II aC.
Estamos, pues, ante la presencia de una moneda de la colonia fenicia de Cádiz.


Bronce fenicio de Cádiz


Anverso: Cabeza de Melkart de perfil.
Reverso: Dos atunes a izquierda. Abajo“RDGA”(de Cádiz)




La ciudad fenicia de Cádiz y la griega de Ampurias son de las primeras que emitieron moneda en la península.
En el anverso vemos la cabeza a izquierda de Melkart cubierta por una piel de león, y al reverso dos atunes igualmente a izquierda separados por un glóbulo.
La lectura e interpretación es muy difícil en las leyendas monetales púnicas por las analogías entre signos de sonidos muy distintos y la ausencia de vocales. En la parte inferior del reverso, que es la escritura conservada, tenemos la inscripción fenicia: “RDGA” en escritura retrógrada, es decir, que se lee de derecha a izquierda. En este caso el primer término es una “a”, seguida de “GADIR”. Sería algo así como “de Gádir”, “de Cádiz
No aparece, debido al desgaste de la pieza, la inscripción superior  que se correspondería con MP´L y que podría traducirse como “de los ciudadanos de”. Se puede deducir en consecuencia que se trata de una emisión no militar sino ciudadana.

Las inscripciones fenicias serían:


"de los ciudadanos de Cádiz"

En cuanto a Melkart es el mismo personaje mitológico que los griegos denominarían como Herakles y más tarde los romanos Hércules.
Los atunes o los delfines que aparecen están en relación con la navegación, las pesquerías y las industrias de salazones. En Cádiz se fabricaba el “garon”, famosa crema (hoy le llamamos paté, delicatesen…, ¡qué palabras más horrorosas!) a base de despojos de atún y esturión muy apreciada en Atenas y Roma, donde llegó al precio de 1000 denarios la libra. En los sótanos del Museo Picasso de Málaga se pueden ver los atrojes donde se salaban los atunes y otros productos del mar.
Y la púrpura, que se obtenía de una caracola marina del género del murex, era el tinte utilizado por la realeza y que tiene ese color que se llama precisamente así, color púrpura. No por casualidad su nombre era Púrpura de Tiro.
Los fenicios buscaban esos productos, sin olvidar los metales que ofrecía la península: la plata, el estaño y el cobre.

El devenir actual de las pesquerías españolas en los últimos años pasa por malos momentos:
Expulsión de la flota de aguas aguas internacionales por Canadá
Retención de pesqueros españoles, y reducción de cuotas por el gobierno marroquí en el banco canario-saharaui.
Esquilmación de los bancos de atunes por pesqueros japoneses.
Secuestro de pesqueros españoles por piratas con soluciones de discutida ética por parte del gobierno español