viernes, 26 de agosto de 2016

Almanzor, el asalto al poder


Almanzor, el asalto al poder

A partir del 356 de la Hégira y hasta el 392 inclusives la gran mayoría de las monedas hispanomusulmanas llevan incorporado el nombre de Amir.
Se trata sin duda del personaje conocido por todos como Almanzor, pero vamos comenzar este artículo indicando algo sobre su nombre.
Su completo y verdadero nombre es Muhammad ben Abd Allah ben Abi Amir el Mohaferi. Porque Almanzor es el sobrenombre o mote, y Amir es la cunia (etnia o familia)
La norma numismática es que los personajes que se incorporan a las monedas lo sean con el sobrenombre, norma que no se sigue en este caso pues lo que se incorpora es la cunia, sin que se conozca exactamente la causa de ello. 


Amir

Descendiente de  noble familia, había nacido en la alquería malagueña de Torasch (Torrox), aldea próxima a Gecirat-Alchadra (Algeciras), desde donde su familia lo envió a estudiar a la corte califal, a Córdoba.
Nació el año 328 H (939 JC), el mismo de la batalla de Simancas en la que Abderramán III sufrió una derrota frente a las tropas leonesas de Ramiro II, las castellanas del conde Fernán González y navarras de la reina Tota. Parecía “como si Dios hubiera querido señalar y como compensar aquel desastre de los musulmanes con el nacimiento del que había de ser su vengador”.
Pertenecía a la rama yemení de los Mâafir y su antepasado Abdelmelik de Wasith tomó parte  en la conquista de la península con Tariq. Su padre era Abdalah ben Yesid, y su madre, Boriha, era de una de las familias más ilustres de la península.



 

Al-Hakem II, 356 H, Medina Azahara.
Almanzor es nombrado Director de la ceca

La primera vez que aparece su nombre en las monedas musulmanas es en los dirhames del año 356 H, siendo el califa Al-Hakem II
Desde ese año 356 H hasta el 364 H el nombre de Amir se encuentra en el último renglón del anverso, lugar reservado a funcionarios, normalmente el jefe de la ceca, cargo al que fue nombrado al final de ese año 356 H.
No obstante lo anterior su nombre desaparece el año 361 H, cuando se sabe que fue nombrado jefe de policía del Algarve a la vez que se le sustituyó en el cargo de jefe de la ceca no volviendo a aparecer hasta el 364 (siempre con las correspondientes excepciones). Pero ahora cambia de lugar pasando al reverso, donde se encuentra el nombre del califa reinante, lugar que no se abandonará hasta el 392 H con motivo de su muerte.

En esos primeros años recibió nombramientos sucesivos:
 Alcatib (escribano, secretario) de la sultana Zobh, y posteriormente mokedem (mayordomo)
Alamin (persona de confianza) o sahib al-sikka (jefe de la ceca) (el sábado 13 de Xabal del 356 y a propuesta de Galib)
Guaguil (capitán) de la guardia real, intendente del príncipe Abd er-Rahman
Secretario del Tesoro y de las oficinas de Herencias (mes de Moharran del 358 H),
Cadí o juez supremo de Ixbilia y Libla (Sevilla y Niebla, el 358 H),
Administrador de los bienes del príncipe Hixén (miércoles 4 de Ramadan del 359 H),
Sahib Ax-xortha o jefe de policía de los distritos centrales y del Algarbe (años 361 y 362 H).

Toda su vida se caracteriza por una rápida ascensión en la política del estado, pasando de no ser nadie a las más altas cotas del poder.



Al-Hakem II, 358 H, Medina Azahara
Almanzor recibe el nombramiento de cadí de Sevilla y Niebla.
Y Secretario del Tesoro y de las oficinas de Herencias




Al-Hakem II, 359 H, Medina Azahara
Almanzor es nombrado administrador de los bienes príncipe Hixén




Al Hakem II, 362 H, Medina Azahara
Es nombrado jefe de policía de distritos centrales y Algarbe




Al-Hakem II, 365 H, Al Andalus
Muerte del califa. Almanzor está nuevamente presente en la corte

Cuando el califa se encuentra enfermo, sus médicos le aconsejan vida en Córdoba. Y se produce un cambio de la ceca, que pasa nuevamente a ella, de Medina Azahara a Al Andalus. Almanzor se encuentra presente en la ciudad, será testigo de la muerte y desarrollará sus estrategias para quedarse como único gobernante. Es el año 365 de la Hégira, 975-976 de la Era Cristiana.


                                                     

No hay comentarios:

Publicar un comentario