sábado, 19 de abril de 2014

La Catedral de Córdoba (5)






Al-Hakam II, dirham del 351 H, ceca de Medina Azahara
Exactamente en el año 351 de la Hégira comenzó la ampliación de Al-Hakam II en la Mezquita

La segunda ampliación corresponde a Al-Hakam II, y es la más hermosa por su suntuosidad.
Sólo quiero dejar constancia de la gran cantidad de versículos del Corán que se encuentran en este espacio, la mayoría en buen estado de conservación. Unos se encuentran grabados en las piedras de los distintos lugares y otros en los mosaicos del mihrab y habitaciones anexas. Sólo voy a citar uno de ellos, en el mosaico del arco de entrada al mihrab, escrito con letras azules sobre dorado:
“Él es Dios. No hay Dios sino El. Él conoce lo desconocido y el testimonio. Él es el Clemente, el Misericordioso”  (Sura LIX, 23 del Corán)
 Lo que estoy manifestando es que si con Abderramán I se eliminan todos los símbolos cristianos de la Basílica de San Vicente, es evidente que no ocurre lo mismo desde la conquista de la ciudad por Fernando III y la donación que realiza a la Iglesia Cristiana, de forma que se han conservado en perfecto estado teniendo en cuenta que hablamos de escritos del siglo X. Y los que se han deteriorado han sido restaurados.
Y también quiero decir que ese mosaico fue regalo del emperador de Bizancio Nicéforo Focas al califa cordobés, al que envió asimismo un musivario (artista experto en mosaicos) para que lo colocase. Regalo de un príncipe cristiano y colocado por un artista cristiano




Detalle de los mosaicos con textos del Corán en el mihrab de Al-Hakem II





Folis de Nicéforo Focas, de la ceca de Constantinopla (antigua colección de la familia Christov)
El emperador cristiano que regaló a Al-Hakem II el mosaico que decora el mihrab


La tercera y última ampliación de la Mezquita corresponde a Almanzor.
La presencia de Almanzor en la moneda ya comenzó en el 356 H con Al-Hakem II, y se generaliza con Hixén II, durante el mandato del cual se comportó como un verdadero dictador. En el cuarto renglón del reverso se lee “Amir”, que es la cunia (familia, etnia) de Almanzor



Hixén II, dirham del 370 de la Hégira. Ceca de Al Andalus

De la ampliación de Almanzor podríamos decir mucho en sus aspectos arquitectónicos pero ese no es el objetivo de estos escritos. Me voy a limitar con la cita de uno de los escritos grabado en el modillón de una columna de esa zona, muy próxima a la capilla de las Animas Benditas del Purgatorio. Está perfectamente conservado y dice así: “No Dios sino Allah, Mahoma es el enviado de Dios”. Es el principio primero de la religión musulmana junto con la misión profética y ha sido conservado por los cristianos, como se ve, con mimo.





Con el problema alentado por la Junta de Andalucía sobre la propiedad de la Mezquita-Catedral, se han escrito numerosas opiniones en la prensa escrita, y entre ellas me han llamado la atención dos:

La de un lector que dice que los cristianos, si pudieran, enyesarían toda la antigua Mezquita.
Respondo con un argumento relacionado con esta ampliación de Almanzor, indicando que nada más lejos de la realidad pues precisamente ha ocurrido lo contrario.  Y voy a citar la antigua fachada oriental de Al-Hakam que queda en el interior del edificio cuando Almanzor realiza su ampliación, enfoscándose toda ella incluyendo las antiguas puertas que fueron tapiadas. Pues bien, esas puertas fueron limpiadas cuando se realiza la restauración de Velázquez Bosco en principio del siglo XX, y que ya limpias sirvieron de modelo a Mateo Inurria cuando se realizan las restauraciones de las fachadas del edificio. Al respecto comenta Ramírez de Arellano en 1917: “… se han picado, y tras el revoque se han encontrado las huellas de cuatro portadas”

Y otra en la que se proponía la desacralización de la Catedral, que como vemos, no tiene nada que ver con Almanzor pues es algo más general. Va a resultar que ahora, de pronto, consideramos que el hombre ha estado siempre equivocado y que por arte de magia hoy se encuentran unos iluminados con la verdad absoluta. La catedral fue templo romano, basílica cristiana, mezquita musulmana y otra vez templo cristiano. Es decir, que desde el inicio de la Historia ha sido un lugar sagrado; un solar que sólo ha tenido un uso religioso, exclusivamente religioso, tanto es así que no ha habido ningún día que no se hayan celebrado cultos, pues cuando los cristianos conquistan Córdoba al día siguiente ya se celebra misa. Y dándose la circunstancia de que en la contienda civil del 36 triunfó en ella la revolución pues tampoco se detuvieron las celebraciones religiosas.
La Catedral de Córdoba es el edificio más antiguo de España en pie y en uso. Y además con uso continuado.
Lo que hay tras estas propuestas es una intransigencia religiosa que se concreta en odio y persecución al cristianismo.


viernes, 11 de abril de 2014

La Catedral de Córdoba (4)






                                          Abderraman II, dirham del 224 H ceca de Al Andalus          



Felús de Abderramán II

Con Abderraman II se sigue el mismo criterio que con el anterior. Se siguen aprovechando todos los materiales existentes, pero como empiezan a escasear hay necesidad de aprovechar todo lo que se encuentra aunque no cumpla con lo que exactamente se busca. O se va a lugares más lejanos a por materiales, como es el caso de las columnas de mármol gris/blanco de esa ampliación de Abderramán II, que son del Teatro Romano de Mérida, que como se ve fue desarmado para aprovechar sus restos. Son de las canteras portuguesas de Estremoz, Borba y Vila Viçosa



Fuste procedente del Teatro Romano de Mérida. El capitel igualmente romano.

Ya comienzan a aparecer materiales de producción islámica, como son sobre una docena de capiteles de penca algunos trepanados, pero el resto siguen siendo reutilizados; y 17 cimacios son de la basílica de San Vicente.
No quiero dejar de hablar de las dos columnas de alabastro que rodeaban al antiguo mihrab de Abderramán II. Son las dos mejores columnas de ese espacio, de estilo bizantino y que no son de acarreo sino fabricadas al expreso. Según todos los indicios fueron regalo del emperador de Constantinopla al emir. Regalo de un emperador cristiano y talladas por artistas cristianos.
Ese mihrab fue eliminado por Al-Hakam II cuando realiza su ampliación, respetando sólo cuatro pequeñas columnas que coloca en el nuevo.


Columna bizantina de alabastro, junto al que fue mihrab de Abderramán II


Cronológicamente lo que ahora nos encontramos es con la construcción de Abderramán III, que como sabemos se autoproclama califa en el 316 H. Esa autoproclamación se realizó en el mihrab de Abderramán II, que después sería destruido por Al-Hakam II como ya hemos apuntado para realizar su correspondiente ampliación.



Abderramán III, fracción de dinar, 322-327 H


¿Cuáles fueron las aportaciones de Abderraman III al edificio?
Muy pocas, entre otras cosas porque se dedicó a la construcción de la ciudad palatina de Medina Azahara.
Y que dicho sea de paso dicha edificación de Medina Azahara no pasó a la Iglesia cristiana después de la conquista y que sufrió una ruina tal que a principios del siglo XIX no se sabía ni su emplazamiento. Esa es la diferencia con la Mezquita-Catedral, la primera es ahora propiedad de la Junta y la segunda es de la Iglesia. La primera es una ruina y la segunda es un edificio perfectamente conservado y en uso.

No obstante son importantes las aportaciones de Abderraman III: la construcción del nuevo alminar después de derribar el primero (construido por Hixén I) y el refuerzo de la fachada que se realiza con la construcción de una nueva que se aplica a la primera, quedando así con el doble de grosor.

A estas alturas de nuestros escritos es importante comentar que el edificio de la Catedral que se conserva actualmente ha sido objeto de innumerables restauraciones y modificaciones que comenzaron, como se ve,  con los propios musulmanes.




Abderramán III, dirham del 346 H, ceca de Medina Azahara
Ese mismo año del 346 de la Hégira se terminó la obra de restauración de la fachada de la Mezquita, según obra en la lápida junto a la Puerta de las Palmas


¿Por qué decide el refuerzo de la fachada original?
Este asunto es interesante. Desde el inicio de la construcción de la mezquita se produce un empuje de las diez arquerías de la Mezquita Primitiva hacia el cerramiento del patio, que inclina las naves de columnas y que amenaza con la ruina del edificio. Esa ha sido de siempre uno de sus problemas, tanto es así que  ya Abderramán II introdujo en su ampliación unos contrafuertes o pilastras con el objetivo de dar solidez a la obra, y en 1463 se produjo el derrumbe de las hileras de columnas occidentales del edificio fundacional. Cuando digo que se vinieron abajo las naves quiero decir que lo fueron las naves y lo que había encima: columnas, arquerías y tejados.



Estas naves sufrieron el derrumbe en 1463






sábado, 5 de abril de 2014

La Catedral de Córdoba (3)





Abderramán I, dirham del 167 H, ceca de Al Andalus
Dos años después de la acuñación de este dirham, Abderramán dio orden de demoler los edificios existentes de la Basílica de San Vicente e iniciar la construcción de la Mezquita


El 31 de agosto del 786 (169 H) Abderraman I   ordena poner los cimientos de la aljama (Faht al Andalus), y la obra se terminó en un año.
¿En un año? Eso es imposible.
Pues no, no es imposible. Porque se realiza con materiales de derribo.  Estaban allí y sólo había que cogerlos. Se aprovechan todos los materiales nobles de edificios de Córdoba, algunos de los cuales se derriban al expreso. Por eso nos encontramos en la mezquita fundacional con toda una colección de capiteles únicos e irrepetibles. Pero son capiteles de estilo corintio, romanos por tanto, paleocristianos y algunos otros visigodos. Y lo mismo podríamos decir de las basas, fustes y cimacios de esas columnas. De las 120 columnas que forman este conjunto no hay ninguna musulmana; la gran mayoría romanas y en menor medida visigodas.
Y los fustes de las columnas de la nave axial, de mármol rosa de Cabra, son de la Basílica de San Vicente. La visión de estas magníficas columnas nos da idea de cómo sería la basílica.

¿Y los sillares de la obra? Pues muchos datos llevan a que fueron extraídos, junto con columnas y otros materiales, del hoy yacimiento arqueológico de Cercadilla, que quedó totalmente arrasado. Y no debemos dejar pasar los últimos estudios sobre ese yacimiento, que aunque se le ha atribuido tradicionalmente al Palacio de Maximiano (que por cierto no se sabe ni que pasó por aquí), pues hoy día se identifica con la sede episcopal extramuros de Córdoba. El Palacio del Obispo para mejor entendernos. Claro, ahora te explicas el interés de la Junta de Andalucía en sostener lo de Maximiano.
Lo que estamos diciendo es que la mayor parte de los materiales empleados en la construcción de la Mezquita fundacional son cristianos, por no decir todos.


  
Capitel y cimacio visigodos de la Puerta de las Palmas
Con restos de cruz en el cimacio




Capiteles romano y visigodo de la Mezquita fundacional


Es muy interesante reseñar que muchos de los capiteles visigodos que citamos tienen tallada una cruz. Pues bien todas esas cruces fueron picadas para que no quedasen restos de ellas, quedando en algunos casos perfectamente visibles las señales, como es el de los dos capiteles visigodos de la Puerta de las Palmas.




Feluses del Periodo de Gobernadores.
46 feluses similares a éstos se encontraron en la excavación realizada en 1997 en el Patio de los Naranjos, junto a la fachada.