lunes, 31 de marzo de 2014

La Catedral de Córdoba (2)




En un momento determinado lo que nos encontramos es una basílica cristiana, la Basílica de San Vicente. De siempre se ha dicho que era visigoda, no obstante las investigaciones sitúan el inicio de su construcción con Constantino el Grande. No olvidemos que en el 313 declara la religión cristiana como oficial del Estado (del Imperio). Pues alrededor de esa fecha habría que situar su construcción, construcción que se mantendrá durante todo el periodo visigodo.  




Folis de Constantino el Grande, 307 dC - 337 dC
Anverso: "IMP CONSTANTINVS AV-"



Recesvinto. Triente de Córdoba. 649-672.

Anverso: RECCESVI(NT)VS RX +
Reverso: CORDOBA PATRºCIA +
(De maravedís.net)

Los visigodos siguieron utilizando la moneda romana, acuñando piezas de oro que se incorporaron a las anteriores


Los restos de esa Basílica se pueden contemplar en las naves de Abderraman I. Se trata de la cripta original, con un precioso mosaico bizantino con símbolos cristianos.
Hoy se puede ver a través de un suelo transparente pero ese suelo ha costado mucho trabajo que se haga. Hace unos 10 años el suelo era del mismo mármol blanco que el resto con unos pequeños agujeros para facilitar la aireación de esa cripta. Había sido excavada por Félix Hernández  en 1931-36 y al final se cubrió con el mármol que ya había aplicado Velázquez Bosco al inicio del siglo XX. Lo que estoy diciendo es que estaba tapada. Pero hace unos 10 años el Cabildo solicitó a la Junta de Andalucía se señalizase con mármol de otro color el lugar donde se encontraba la cripta, del mismo modo que está señalizado el alminar de Hixén I en el Patio de los Naranjos o el puentecillo que unía la Mezquita con el Palacio Califal en la misma calle Torrijos. Y la Junta no contestó a la petición.
¿Qué ocurría? ¿Que no interesaba políticamente que el pueblo supiese que anteriormente a la Mezquita había restos de un templo cristiano? ¿… y del que los musulmanes no habían dejado ni la sombra?





Se pasó a levantar el suelo pudiéndose contemplar la cripta desde una especie de balcón, y hoy, desde hace muy pocos meses, como hemos dicho con un suelo transparente.
Hay bastantes restos más de la basílica, que se hallan expuestos en un pequeño museo situado en el vértice  sur-occidental. Allí podemos ver tejas, ladrillos estampillados con el crismón, ventanas, placas de mármol… y un magnífico fragmento de un sarcófago cristiano con imágenes de la vida de Jesús (incluso antes de enterrarlo le picaron las caras a los personajes)





De la Basílica de San Vicente no quedó nada, lo que se conserva de ella se ha sacado en las excavaciones citadas. Bueno, sí quedó. Lo veremos en el próximo artículo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario