martes, 24 de septiembre de 2013

¿España contra Cataluña?


El día 1 de noviembre de 1700 muere Carlos II sin heredero, provocando un conflicto del que aún no nos hemos recuperado: la Guerra de Sucesión que se extiende de 1701 a 1713.
Desde hace algún tiempo los nacionalistas catalanes nos bombardean en los medios de comunicación con la idea de que dicha guerra se sostuvo entre España y Cataluña, siendo la segunda invadida por la primera. Lo repiten una y otra vez en ese procedimiento tan antiguo de que si una mentira se repite muchas veces se convierte en verdad. El victimismo al que nos tienen acostumbrados justifica esa mentira.
En el presente artículo voy a dar tres argumentos sobre dicho conflicto y mostraré que fue entre dos casas reales, seguidas, eso sí, por sus correspondientes partidarios.
Cuando muere Carlos II sin heredero, aspiran a la corona española los siguientes personajes: el duque de Saboya Victor Amadeo y Pedro II de Portugal para ellos mismos; Luis XIV para su nieto Felipe de Anjou, el emperador Leopoldo I para su hijo Carlos, y el elector de Baviera Maximiliano Manuel para su hijo José Fernando
Es decir, que no eran príncipes españoles sino europeos que pretenden la corona para sí o para sus descendientes. Felipe había nacido en Versalles y Carlos en Viena.
He aquí un resumen de la Guerra de Sucesión:
La guerra se inició en Lombardía, pasando a Flandes, Alemania y costas de España (toma del Puerto de Santa María por holandeses e ingleses)
Los ingleses de apoderan de Gibraltar (4 de agosto de 1704).
El archiduque Carlos desembarca en Lisboa, y toma Madrid y Barcelona. Se declaran a su favor Aragón, Cataluña y Valencia, territorios que pierde a excepción de Cataluña.
En 1710 el archiduque vuelve a entrar en Madrid
Los ejércitos franceses de Luis XIV entran por el valle del Tajo ocupando Valladolid, Salamanca y Talavera por lo que los austriacos tienen que abandonar Madrid, quedando reducidos a parte de Cataluña.
El destino hizo que Carlos heredase la corona de Austria lo que precipita el fin de la contienda. Felipe es reconocido rey de España, y las potencias extranjeras se reparten territorios españoles (Gibraltar por ejemplo)
¿Qué las tropas españolas entraron en Cataluña?
No, son las tropas de los partidarios de Felipe las que entran en Cataluña simplemente porque habían vencido. De la misma forma que las de los partidarios de Carlos entraron dos veces en Madrid cuando la guerra les fue favorable.
Como estamos en una página numismática no debemos de apartarnos totalmente de nuestro cometido. Para ello vamos a analizar tres monedas de la época.
La primera son dos dineros atribuidos a Carlos III el Pretendiente austríaco. Es de cobre, muy pequeña y difícil de analizar


 
2 dineros de Barcelona, 1701

Es una moneda resellada. La moneda original es un ardite de Felipe III-IV. De él queda "A" y algo del rostro en el anverso, y en el reverso "….CIVI…." (Barcino Civitas) y una parte del escudo de Barcelona.
Sobre ella se reacuñan 2 dineros por los partidarios del archiduque Carlos de Austria en 1701. A ellos pertenecen "……ANN……01" (2 DI ANNO 1701), y  "C" abajo (B-C, Barcinona Civitas), todo entre arabescos (2 dineros año 1701, ciudad de Barcelona)
Dos cuestiones: una que aún no había comenzado la Guerra de Sucesión y otra que se acuña sin titular, por lo que podríamos decir que sus fabricantes aún no tenían claro a quién iban a seguir. Pero ese año Barcelona se encontraba bajo el mandato de Felipe V por lo que hay que suponer un reducto insurreccional en esa ciudad.


 
Carlos III el Pretendiente, 2 reales de Barcelona, 1709



Felipe V, 2 reales de Segovia, 1708

La segunda son 2 reales acuñados en Barcelona de Carlos III, el Pretendiente de la casa de Austria, el hijo del emperador Leopoldo I de Alemania. Se acuñaron en Barcelona pero para su uso en Castilla y resto de territorios (detalle que no deja de ser interesante).  Leemos en ella:
CAROLVS III D G // HISPANIARVM REX 1709
La tercera son también 2 reales acuñados en este caso en Segovia, de Felipe V, el nieto de Luis XIV, con solo un año de diferencia:
PHILIP V D G HISPANIAR REX  // DEXTERA EXALTAVIT ME 1708
Como se ve en ambas está escrito REY DE LAS ESPAÑAS. No leemos en la barcelonesa  REY DE CATALUÑA (que no lo podría decir pues en Cataluña no ha habido un rey propio) ni PRÍNCIPE DE CATALUÑA o CONDE DE BARCELONA. 
Ambos aspiraban a la corona española y ambos asumieron ese título.




domingo, 1 de septiembre de 2013

La moneda cervantina (y 4)



De 1601 a 1603 Cervantes sufre prisión. Alguna relación tenía este hecho con su oficio de recaudador de impuestos.

Felipe III. 2 maravedíes de 1603. Segovia (1´3 gr)


Felipe III. Resello de 4 maravedís de 1603. Sevilla (3´8 gr)


Felipe III. 4 mrv de 1601 de Segovia. Resello de 8 mvd de 1603, de Granada (5´55 gr)


Esas fechas son importantísimas pues mientras permanece en prisión escribe “El Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha”. Cuando se acuñan estas monedas Cervantes tenía en su mano la pluma y escribía el “Quijote”
La economía española acelera a partir de este año el proceso de ruina, y en estas monedas queda reflejado: o se rebaja su peso a la mitad si la moneda es nueva, o se le marca con un “resello” un valor superior al original. Este proceso de resellado es interesantísimo y se prolongará hasta 1659 con Felipe IV. La causa de esa ruina económica hay que buscarla en el abandono de la agricultura y la ganadería, la emigración y las guerras.

En 1605 se publica el “Quijote”

Felipe III. 8 maravedís de 1606, Segovia. Resello de 12 maravedís de 1641 (6´1 gr)


Felipe III. 4 reales de 1610. Toledo (13´5 gr)

Cuando se acuña la moneda original de los 8 maravedíes podríamos decir que los primeros ejemplares del Quijote estaban aún “calientes”.
A partir de los primeros años del siglo XVII comienzan a circular monedas acuñadas en Segovia por un nuevo procedimiento. Se trata del conocido Ingenio de Segovia que proporciona unas piezas redondas y magníficas por un proceso novedoso de laminación. En las fotos anteriores es fácil identificar las acuñadas por este procedimiento.
Y a su vez se aprecia como a partir de los primeros años del siglo XVII se generaliza que las monedas se acuñen con su fecha correspondiente.




Felipe III, 8 mrv de 1619 de Valladolid, resellados en 1641 en Segovia (5´5 gr)


Felipe III. 8 maravedíes de 1619


 Felipe III. 8 maravedíes de 1618, ceca de Segovia (5´3 gr)


Muere en Madrid el 23 de abril de 1616, siendo enterrado en el Convento de las Trinitarias Descalzas, congregación que hizo posible su liberación de la prisión argelina. Reina Felipe III
Estas piezas de 8 maravedíes se fabrican siguiendo la Pragmática de 13 de junio de 1602, en cobre, fecha a partir de la cual las encontramos. Unas piezas las encontramos reselladas en 1641, mientras otras se libraron de dicha operación. En las fotos anteriores tenemos ambos casos.