martes, 13 de noviembre de 2012

El dólar



Los norteamericanos sienten una especial predilección por las monedas del año 1776.
La explicación hay que buscarla en que ese año se produjo la independencia de los Estados Unidos de América, y por esa razón tienen una especial predilección en buscarlas y conservarlas. La independencia de USA se produjo el 4 de julio de 1776

   
Carlos III, 1776, 4 reales de la ceca de Madrid



Carlos III, 1776, 4 reales de la ceca de Potosí



Carlos III, 1776, 8 maravedíes de la ceca de Segovia


Ese año reinaba en España Carlos III, como se puede apreciar en las tres monedas expuestas, de plata las dos primeras y de cobre la tercera.
Ese año se produjo la independencia, y unos años después, el 17 de septiembre de 1787, se declaró la Constitución correspondiente.



Carlos III, 1787, 4 escudos de la ceca de Madrid

Pero la predilección por la moneda española ya se había producido para con otras piezas por los norteamericanos.
Cuando tuvieron que adoptar una moneda como oficial, aún no la producían, echaron mano de unos duros que son muy apreciados actualmente, los llamados columnarios.

En 1728 Felipe V promulgó disposiciones para la acuñación de esas nuevas monedas, denominadas habitualmente como real fuerte columnario o columnaria de mundos y mares, y que al difundirse por el mundo se les llamó pillar dollar, hispanish dollar o säullen piastrer.
“En la historia del mundo ninguna moneda ha tenido tanta difusión por ambos hemisferios –afirma Gilbert S. Pérez-. Desde el desierto de Gobi hasta orillas del Amazonas y del Hudson, y desde la Gran Muralla China hasta el continente australiano, imperó esta especie debido a que los “Dos Mundos” no sólo era una hermosa moneda, sino que mantenía firmemente su peso y ley. Entre 1776 y fin de dicha centuria fue la única moneda de plata que la república norteamericana utilizó como unidad propia hasta la aparición del primer dólar yanqui en 1794”

Se trata de unas preciosas monedas con dos hemisferios adosados bajo corona y entre las columnas de Abila y Calpe con bandas con la inscripción PLUS ULTRA, y la inscripción VTRAQUE VNUM. Se habían acuñado en las Indias en todos los valores, desde un real a 8 reales. Pues bien, la pieza mayor, de 8 reales fue la adoptada por los Estados Unidos como su primera moneda oficial. Fue el primer dólar.
Se acuñaron con un diámetro de 39´2 mm, 26´93 gr de peso y 916´7 milésimas de ley.
Como novedad, aparecen por primera vez en las Indias monedas con el cordoncillo exterior.



Carlos III, 8 reales columnarios de la ceca de Méjico
El primer dólar


La curiosidad radica en que el símbolo del dólar ($), la S con los dos palotes verticales atravesándola, son las dos columnas del reverso con las cintas del PLVS ULTRA que las envuelven.

Poco tardó la poderosa nación americana (en 1794 como hemos apuntado) en acuñar dólares propios, con el mismo metal y tamaño que los duros españoles. En un principio tuvo un peso de 26´95 gramos y una ley de 892 milésimas.


USA. Un dólar de 1921





USA. 1/2 y 1/4 de dólar

 Como se ve las constantes son el águila en el reverso y las inscripciones "E PLURIBUS UNUM" (Muchos son uno) e " IN GOD WE TRUST" (En Dios creemos)
 En la actualidad no circulan monedas de un dólar, posiblemente por cuestiones de tamaño, sí en cambio de medio y un cuarto de dólar, con las efigies en el anverso de Kennedy y Washington respectivamente.