domingo, 24 de junio de 2012

Filosofía y numismática en la España musulmana (1)




La presencia de los musulmanes en la península supuso una revolución en todos los órdenes de la vida, pero al profundizar hay uno, y es importante, que se mantuvo estable, el pensamiento filosófico. Por extraño que parezca los pensadores del mundo musulmán en general y de la España musulmana en particular bebieron de las fuentes clásicas, sirviendo de elemento transmisor del pensamiento de Platón y Aristóteles al Renacimiento.

Para empezar es conveniente matizar estos aspectos:
  • La dominación musulmana en España se extendió a lo largo de ocho siglos, tiempo más que suficiente para que se produjesen todo tipo de situaciones.
  • Y toda ella a su vez dentro en la Edad Media, esa “noche” de la historia que se tradujo en una evolución casi inexistente, situación que se dio tanto en la España cristiana como musulmana.
  • La invasión se produce en año 92 de la Hégira (711 JC), es decir, habían pasado sólo 92 años desde el inicio de la sociedad musulmana, tiempo muy corto para que se produjese la aparición de un pensamiento específico de esa cultura.
  • El florecimiento de la filosofía en Al Andalus en el periodo de Gobernadores, Emirato y Califato de Córdoba es relativamente reducido. Viene a ocurrir como en el Barroco español (s XVI) cuando florecen las artes a la vez que se produce el hundimiento económico. De la misma forma ocurrió en Al Andalus: será en épocas posteriores al predominio territorial, con las taifas, almorávides y almohades, cuando brillen los filósofos en la España musulmana.


Abu Nasr Muhammad ibn Tarkhān al-Fārābī, Alfarabi. (870-950). Filósofo, matemático y médico turco nacido en la región de Farab, de ahí su nombre. Estudió en Bagdad, Alepo y Damasco, dejando una cuantiosa producción literaria sobre filosofía, matemáticas y medicina, hasta ser conocido en el islam con el sobrenombre de El segundo Maestro (Aristóteles el primero). Fue un transmisor fundamental de las doctrinas de los filósofos griegos al mundo islámico y el precursor filosófico de Avicena y Averroes
Entre sus obras se destacan La ciudad ideal, en la que adapta las propuestas platónicas de La República y Las leyes al mundo musulmán de su tiempo; y Concordancia entre Platón y Aristóteles. Entre sus teorías filosóficas, que influirían en la filosofía medieval posterior, tanto islámica como cristiana, se destaca la distinción entre esencia y existencia en los seres creados, contingentes, que reciben la existencia de Dios, a quien ésta le pertenece esencialmente y es por eso mismo un ser necesario. En todo lo creado “la existencia no es un carácter constitutivo, sino solamente un accidente accesorio”.
Alfarabi prueba la existencia de Dios por medio del argumento del motor inmóvil, así como que Dios crea todos los seres por mediación del entendimiento agente. Sus doctrinas, desenvueltas por Avicena y Averroes, son sistematizadas para ser utilizadas por la escolástica medieval y desembocar en el misticismo.

Este autor, no hispano como se ha indicado, fue de influencia en su tiempo.
Mientras tanto la numismática de Al Andalus se caracteriza hasta ese momento por la influencia directa de Oriente (al igual que la filosofía): en la primera época, de la invasión o Periodo de Gobernadores, las piezas de oro y plata son acuñadas en Oriente; en la segunda, Emirato de Córdoba, la plata ya se acuña en Al Andalus.



Califato omeya de Damasco
Dirham de Al Walid I / Çuleiman. 96 H, ceca de Wasit

Anverso:         No Dios sino / Dios sólo El / No compañero para El.
En el nombre de Dios fue acuñado este dírham en Wasit el año seis y noventa
Reverso:          Dios uno Dios / eterno no engendró y / no fue engendrado y no hay / para El igual alguno.
                        Mahoma el enviado de Dios. Envióle con la dirección y religión verdadera para hacerla manifiesta sobre la religión totalidad de ella aunque conciban odio los politeístas

En el año 96 H se produce el relevo en el poder de Al Walid I, entrando Çuleiman, hecho que ocurrió siendo el gobernador de Al Andalus  Abd al-Áziz ben Musa. Estas monedas orientales circularon en la península. Con ellas se pagaba al ejército invasor, o bien fueron traídas por comerciantes. Las ruinas de la ciudad de Wasit están entre los ríos Éufrates y Tigris.




Periodo de Gobernadores de Al Andalus
Felús

Anverso:         En el nombre de Dios / El reino es de Dios
Reverso:          Mahoma, el enviado de Dios




 Emirato de Córdoba.
Dirham de Abderraman II, 226 H, ceca de Al Andalus


Las mismas leyendas que en el dírham de Wasit, con la diferenciación de la ceca y el año.

Las inscripciones son, como se ve, exclusivamente religiosas a excepción de la ceca y el año. El asunto del año no es baladí, pues permite identificar al príncipe reinante.

Desde el inicio de la invasión (Periodo de Gobernadores y Emirato de Córdoba) hasta el Califato la vida en Al Andalus se había limitado a invasiones de soldados de distintas tribus y poco más, a la vez que luchas entre los componentes de esas tribus por hacerse con el poder de los distintos territorios en los que se habían asentado. No había tiempo para la filosofía.
La aparición del Califato de Córdoba el año 316 de la Hégira marcará la época de riqueza de Al Andalus, pero no así del florecimiento filosófico que, como hemos apuntado anteriormente, se reserva para épocas posteriores


No hay comentarios:

Publicar un comentario