domingo, 31 de julio de 2011

La Calle de la Moneda

Pasear por el casco antiguo de Burgos es una de las más aconsejadas actividades que se pueden desarrollar en verano, si te coge allí, claro. No tardarás en toparte con la Calle de la Moneda. No hace falta hacer un alarde intelectual para saber con qué se relaciona el nombre de la calle.



Su primer nombre fue “Entrambospuentes”, en relación a los dos vados para franquearla, uno a la entrada de la calle, junto a San Juan y el otro, al final de la misma, junto al Mercado Mayor, conocido como puente de los Trigueros.
Posteriormente, al emplazarse en esta calle la Casa de la Moneda tomó la actual denominación. Estaba situada en el Barrio de los Gremios


Cornado de Alfonso XI (1312-1350). Burgos


Los primeros datos sobre la Casa de la Moneda de Burgos nos llevan hasta Alfonso VIII, y se situaba junto al Camino de Santiago –que no olvidemos atraviesa Burgos- , lindando con un paraje llamado “Huerta del Abad”. La fachada se abría a la calle San Juan, enfrente de los actuales juzgados, haciendo esquina con General Santocildes y calle Santander.
Durante los siglos XIV y XV esta ceca burgalesa fue considerada como una de las más importantes y activas de Castilla, siendo intensísima su actividad con Felipe II, III y IV. La actividad completa se sitúa desde el siglo XIII al XVIII




1.- Anverso de una blanca de Felipe II. Burgos
2.- Anverso de 2 maravedíes de Felipe II. Burgos
3.- Anverso de 4 maravedíes de Felipe III-IV. Burgos
4.- Anverso de 2 maravedíes de Carlos II. Burgos

Contaba con todos los profesionales propios de una ceca, entre otros:
  • El Tesorero, puesto honorífico, ocupado por el linaje de los Mazuelo, durante los siglos XV y XVI. Este cargo llegó a ser ocupado por el duque de Lerma en 1601 hasta su caída en desgracia.
  • Los Tenientes de Tesorero eran los auténticos gestores y responsables de la real manufactura, cometido que desempeñaron, bien los regidores o altos cargos militares, cobrando 8 maravedíes por cada marco labrado
  • Los dos Alcaldes Mayores desempeñando funciones judiciales, auxiliados por los alguaciles
  • El Oficial Mayor de libros y Cuentas, llamado Contador y el Escribano Mayor, levantaban actas de las reuniones
  • El Ensayador o contraste se ocupaba de la buena aleación de los metales y controlaba la buena ley de las piezas
  • El Balanzario pesaba el metal y las monedas en la “Sala de la Libranza” eliminando las imperfecciones monetarias


2 maravedíes de Felipe II, de Burgos, con un resello de 4 maravedíes de 1603 (Felipe III) igualmente de la ceca de Burgos

El siglo XIX preside una nueva transformación urbana. Por el centro de la Calle San Juan discurría la Esgueva de la Moneda, que fue cubierta y pudo así transitarse pues hasta ese momento a ella sólo daban las traseras de las casas, operación que se comienza en 1838, cubriéndose los muros con piedra de Carcedo y ladrillo.

La marca de la ceca de Burgos fue siempre una “B”, marca que también usó Felipe V para Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario