martes, 21 de diciembre de 2010

CÓRDOBA 2016

En apoyo de la capitalidad europea de la cultura
CÓRDOBA 2016



Muy difícil es encontrar una ciudad que tenga dos calles dedicadas al mismo personaje. Esta circunstancia se da en Córdoba con Abd-al-Rahman al-Nasir li-din Allah ben Muhammad ben Abdallah.
Se trata de Abderramán III, nombre con el que figura en una calle, y en otra como Avenida de Al-Nasir, que es su sobrenombre.

Y de singular se puede calificar igualmente la oportunidad de apreciar una moneda inédita de dicho personaje, en concreto una variante de dirham. Veámoslo:








Peso: 2´6 gramos; diámetro: 25´5 mm; metal: plata

Aleación aproximada 700 milésimas.



Anverso, centro:

“La ilah illa / Allah, Wahadu / La sarika lahu / Muhammad”
“No Dios sino / El Dios, sólo El / No compañero para El / Mohamed”
Anverso, orla:

“Bismi Allah duriba hada al dirham bi-Madinat al-Zahra sanata arbacin wa talatan”
“En el nombre de Dios se acuñó este dirham en Medina Azahara el año cuarenta y trescientos”
Reverso, centro, y aquí radica la originalidad:
“Al-Iman Al-(N)asir (li)din / Illah Abd-al-Rahman / Amir Almuminin”
“El Iman Protector de la religión / de Allah Abderramán / Príncipe de los Creyentes”
Reverso, orla:

“Muhammad rasul Allah arsalau bi-l-huda wa din al-haq liyuzhirahu ala al-din kulih kariha al-musrikun”
“Mahoma el enviado de Dios, envióle con la dirección y con la religión verdadera, para que prevalezca sobre toda otra religión, a despecho de los asociadores”

Estamos, pues, ante un dirham de Abderramán III del año 340 H (951-2 dC) acuñado en Medina Azahara, siendo jefe de la ceca Muhammad ben Ahmad ben Hudayr

Una de las características del numerario hispanomusulmán es la repetición de las leyendas de sus caras que afectan incluso a la distribución de las mismas. A partir de la autodesignación de Abderramán III como Príncipe de los Creyentes el año 316 H. y hasta su muerte, sus monedas aparecen normalmente con dos distribuciones en su leyenda central del reverso que suelen coincidir con determinados años, pero la que tenemos en este dirham no aparece citada por ningún autor ese año:

Del año 316 al 335 H:


“El Iman

Protector de la religión

de Allah Abderramán

Príncipe de los creyentes”


Del 335 al 350 H:


“El Iman Protector

de la religión de Allah Abderramán

Príncipe de los Creyentes”

En nuestro dirham del 340 H:

"El Iman Protector de la religión


de Allah Abderramán


Príncipe de los Creyentes"



Un análisis visual muestra una moneda muy nueva pero con cuatro anomalías:


Una marca (A) producida probablemente por unas tenazas al sujetarla situada a unos 6 mm. del borde, y en el lado contrario un doblez pronunciado (B). Son las señales de sujetarla e intentar cortarla por medio de flexiones. Se deduce por la parte más doblada que se intentaba separar un pequeño trozo de metal y que no se consiguió. Y que se optó por cambiar de lugar y se separó por otro lugar perfectamente visible aprovechando posiblemente el menor espesor de la moneda por las gráfilas.
La persona que trataba de separar un trozo sabía lo que quería: que el trozo fuese pequeño, y que la pieza principal siguiese siendo un dirham. Y sabía por donde intentar cortar.
El procedimiento utilizado para fragmentar los dirhams suele ser, como en este caso, por flexión, pero otras veces se utiliza un instrumento cortante. La aleación de las monedas califales suele tener un 70 % de plata, lo que proporciona un metal muy duro al corte y que se rompe fácilmente cuando se le dobla. Por eso se suelen utilizar las tenazas y no las tijeras.
Y el objetivo de la fragmentación estaba en la necesidad de tener moneda fraccionaria para las pequeñas compras pues la moneda propia para este cometido –el felús- hacía ya 40 años que no se fabricaba.
En tercer lugar se observan defectos en la acuñación (C) consistentes en exceso de plata en determinados lugares. Posible consecuencia de un cuño que, aunque con poco uso, estaba roto.
Y por último, en la leyenda central del reverso, primer renglón, faltan algunas letras (El Iman al-Nasir lidin). Parece que al acumularse demasiadas palabras en ese renglón faltaba espacio, lo que el abridor del cuño solucionó eliminando algunas.

Este año Abderramán mandó derribar el alminar primitivo de la Mezquita para iniciar la construcción del definitivo, que se encuentra empotrado en la torre de la Catedral.

Como única es esta moneda, igualmente única es nuestra ciudad de Córdoba a la que deseo le sea concedida la capitalidad cultural europea en el 2016.



miércoles, 17 de noviembre de 2010

DESCANSE EN PAZ

Desde hace varias semanas estamos siendo testigos de diversos acontecimientos relacionados con el Valle de los Caídos. Hace unos días nos enteramos que se está destruyendo la imagen de La Piedad, que se han abierto algunos nichos pues están buscando no sé qué, que los monjes benedictinos no pueden acceder a la basílica… y por fin que se ha impedido la celebración de la Misa en la Basílica los domingos.
Incluso que se ha ordenado a la Guardia Civil que controle los vehículos que acceden al monumento.

El artículo que os presento está relacionado con la vida de mi abuelo materno, Juan Márquez Muñoz, militar de profesión. Una vida interesantísima como veréis y de la que vamos a referir cinco momentos puntuales:
.

Año 1911: Ascenso por méritos en combate
.








El documento dice así:
“…al distinguido comportamiento y mérito contraído…en el combate sostenido en el paso del río Kert y lomas de Tikermin e Ifra-Tuata y Melilla el 7 de octubre de 1911…Yo el Rey”.


.



Año 1914: Concesión de la Cruz de 1ª clase de la orden del Mérito Militar






Dice el documento correspondiente:
“…en los hechos de armas…en el territorio de la Comandancia General de Larache… de 1914… Cruz de 1ª clase de la orden del Mérito Militar...Yo el Rey”

.


Año 1925: Concesión Medalla del Homenaje

.







El tercer documento dice así:
“…atendiendo a las circunstancias que concurren…la Medalla del Homenaje…1925…Miguel Primo de Rivera”

.

.


Año 1937: Certificación de muerte en combate
.







Leemos en este documento:
“…murió en el frente de Pozoblanco a consecuencia de casco de metralla enemiga el 24 de marzo de 1937…Comandante Mayor del Regimiento nº 33”


Año 1960: Enterramiento en el Valle de los Caídos







Se lee exactamente:
“…en la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, columbario 345, piso 1º, cripta Dcha, e inscrito con el nº 757 en el Libro de Inhumaciones. Palacio de Oriente 21 de junio de 1960. Fernando Fuertes de Villavicencio”
No necesita comentarios

Nos encontramos, pues, con un español que ha servido a su Patria participando de forma heroica en la Guerra de África y que murió en combate en la Guerra Civil en el frente de Pozoblanco, bando nacional, y que se encuentra enterrado en Valle de los Caídos.

El destino hizo que en el frente de Pozoblanco pero en el bando republicano se encontrase por aquellos momentos mi padre cavando trincheras.
Tan españoles y patriotas eran uno como otro.

Y en lo que se refiere al Valle de los Caídos:
¿Es que este gobierno, y no debemos de olvidar que el Sr. Rodríguez es el Presidente y el Sr. Rubalcaba el Vicepresidente Segundo y Ministro del Interior, no va dejar descansar ni a los muertos?
Me estoy planteando reclamar los restos de mi abuelo para que DESCANSEN EN PAZ

.
.

Relación de monedas de este artículo:
Alfonso XIII. 2 céntimos de 1911. Madrid
Alfonso XIII. 25 céntimos de 1925. Madrid
Guerra Civil, bando nacional. 25 céntimos de 1937. Austria
Guerra Civil, bando republicano. 50 céntimos de 1937. Madrid
Franco. 5 pesetas de 1957*60. Madrid

martes, 2 de noviembre de 2010

En 1641 no estaban para fiestas

El año 1641 marca un hito en la historia de mi pueblo, Espiel, pues el concejo compró a Felipe IV los terrenos del término municipal. Información existente en los archivos municipales indican que unos años después se volvieron a vender al marqués de Almodóvar, terminando la cuestión en que perdimos el término y los 2 millones de maravedíes que importó la operación.
Nada debe extrañarnos pues por esos años la economía del país estaba por los suelos y el Estado tenía pocos medios a su alcance para solucionar la grave crisis política y económica.



Las guerras de Flandes, con Francia e Inglaterra, la sublevación del principado catalán, la independencia de Portugal, la mala administración, los altos tributos, la falta de materias primas.... hicieron que el monarca realizase sus emisiones numismáticas dentro de una profunda crisis económica. Aunque el oro y la plata siguieron conservando su hermosa apariencia y ley y talla correctas en cambio proliferó el vellón que, en ocasiones, era prácticamente cobre con una constante alteración en su valor según se comprueba por los resellos que lo marcaban y que llegan a superponerse sobre una misma pieza, con un teórico e ingenuo aumento de su valor.
Un resello es una marca que se hace en una moneda para modificar su valor.


En el año 1641 se producen las rebeliones de Cataluña (ese año Luis XIII de Francia es nombrado Conde de Barcelona) y Portugal, y para sofocar esas rebeliones el Estado recoge y resella 10´5 millones de ducados en monedas de vellón equivalentes a unos 4.000 millones de maravedíes. Veamos dos monedas de cobre afectadas por el resello citado:




.




La primera son 8 maravedíes de la ceca de Sevilla; el procedimiento de acuñación es de martillo. Tiene un resello de 8 maravedíes (VIII) de la ceca de Valladolid del año 1641. Es difícil ver resellos con esta nitidez.
Cabría preguntarse por qué se realiza un resello de 8 maravedíes sobre una pieza original del mismo valor pero no nos equivoquemos pues “Jalisco nunca pierde”, ya que en el año de 1628 se habían devaluado a la mitad (deflación ordenada por el valido Conde-Duque de Olivares), y ahora, en 1641, pasaban a valer otra vez 8 maravedíes.

Vamos a aclararlo: tú tienes 8 maravedíes, y en un momento dado el Estado dice que no son 8 sino 4. Y varios años después manda recoger las monedas, les pone un resello de 8 maravedíes y te devuelve la mitad de las piezas porque ahora valen el doble. Es el doble juego de inflacción-deflacción.

.









La segunda es una moneda también de 8 maravedíes (VIII) pero a simple vista es muy distinta a la anterior. Está acuñada en Segovia y se le ve el año, 1606. Esa diferencia en la forma es debida a que está acuñada por un nuevo procedimiento llamado de molino.

Se trataba de un “ingenio” que aprovechaba la energía hidráulica del río Eresma y por medio de unos rodillos que tenían grabadas las caras de la moneda, se obtenían unos magníficos ejemplares. Era la modernidad a la vez que se dificultaba la falsificación.

Tiene un resello de 12 maravedíes (XII) del mismo año de 1641.

Aquí fue peor que en el caso anterior porque sufrió igualmente la devaluación del año 1628 quedando su valor reducido a 4 maravedíes (ojo, que el pan seguía costando igual), pero en el 1641 se triplica su valor pasando a 12 (y ahora tienes 3 veces menos de monedas en el bolsillo). Tremendo. Y por si fuera poco al año siguiente, 1642, todo el vellón se rebaja de forma tajante a 2 y 1 maravedí.


El trabajo del resellado fue tan intenso que se habilitaron nuevas cecas, por ejemplo, una en Trujillo para que con los beneficios que se producían mantener el ejército de Portugal, que se independiza este año. Aparecen cambistas o agentes de cambio que recogían el dinero para entregarlo a nombre de los vecinos; eran personas influyentes y de grandes recursos económicos que se llevaban un porcentaje. En el caso del resello de 1641, en el plazo de 30 días se tenía que recoger la moneda de vellón circulante.
Agravó la situación el hambre producida por la escasez de cosechas, que fue muy significativo en la provincia de Córdoba, y se produjeron levantamientos en las ciudades de Sevilla, Granada y la misma Córdoba.
¿Y qué otras consecuencias tuvo el resello de la moneda? Pues en primer lugar la desobediencia civil ya que hubo mucha gente que no entregó las monedas que poseían. Y por supuesto el aumento de moneda falsificada pues por un procedimiento sencillísimo se multiplicaba su valor.

.
Evidentemente en el año 1641 los espeleños no estaban para fiestas. El Estado se las ingeniaba para aligerar los bolsillos de los ciudadanos. Como ahora.



domingo, 10 de octubre de 2010

La peseta (y 6)

Múltiplos y divisores con Juan Carlos

Con Juan Carlos la continuidad se vio plasmada inicialmente, al igual que con la peseta unidad, en el escudo con el águila y resto de ornamentos franquistas.
No quedó ahí. Observad la rama de laurel del reverso de estos 50 céntimos y comparadlo con los últimos de Franco





Los acontecimientos deportivos siempre han tenido reflejo en la numismática. Estos otros 50 céntimos y esas 100 pesetas se acuñan con motivo del Mundial de fútbol (aluminio y níquel respectivamente)




¿El valor en cifras o en letra? ¿O de las dos formas? ¿Qué motivos podrían existir para generar cambios de este tipo? ¿No les gustaba la letra o el número? ¿Y si no les gustaba la letra o el número para qué se la pusieron?
De todas formas el múltiplo 10 se ha utilizado muy poco en la moneda española.




Con las 25 pesetas aparece otra vez el agujero que como se ve está ligado a los números 25 y 50.
Se aprovecha en esta ocasión para conmemorar las autonomías. La serie es completa, es decir “café para todos”; en la foto Canarias.
O para festejar los Juegos Olímpicos de Barcelona.
En la tercera pieza parece que se homenajea a la monarquía, al aparecer en ella la foto del rey y símbolos monárquicos en el reverso.




Quizás la moneda más representativa de Juan Carlos sean las 100 pesetas en cuproníquel. El reverso tuvo variantes, pero me llaman la atención el “CIEN” y el “100”, tal y como ocurrió con las 10 pesetas




La moneda reflejaba la inflación constante de la vida, lo que obligaba a piezas cada vez de mayor valor facial. Así aparecen las 200 pts que harán honor a diversos monumentos nacionales. Muy curiosa la aparición del Príncipe Felipe en segundo plano. Esa circunstancia, la presencia del heredero, no es novedosa en la moneda española pues fue muy común en la moneda hispanoárabe en momentos de inestabilidad.




Las monedas de 500 pesetas marcan el cénit de estas piezas. Y si en las 200 pesetas aparece el príncipe, ¿por qué no va a salir la reina en la foto? Pues ahí está:




Con motivos propagandísticos se acuñan piezas de 2000 pesetas en plata; la última serie se realiza con motivo de la última emisión de la peseta. Tiene en el reverso la famosa Hispania, ya citada en varias ocasiones.




Y ya puestos sólo queda por salir en la foto a la princesa Leticia. Pues no va a ser menos. Ea, pues toda la familia.
Ahora caigo que ésta es de 12 euros, pero había que hacer la fiesta al completo (por cierto, el reverso parece un negativo fotográfico)
.
.

domingo, 19 de septiembre de 2010

La peseta (5)


Múltiplos y divisores en Franco


Terminada la Guerra Civil aparecen los 10 y 5 céntimos de aluminio, los del caballo. Se trata de una pieza que imitaba por un lado a los denarios ibéricos y por el otro el escudo de los Reyes Católicos ya citado, al que se le agregaron las leyendas del régimen de Franco: “PLVS VLTRA” y “UNA; GRANDE Y LIBRE”. El intento de enlazar con el pasado estaba claro. Como una imagen vale más que mil palabras ahí están las fotos:







1 y 2.- 10 céntimos de aluminio (heredan el apelativo de “perragorda”)
3.- Anverso de un denario ibérico de Bolscan
4.- Anverso de un real de los Reyes Católicos






Y algo después tenemos los 50 céntimos de níquel. Si una peseta habían sido 4 reales en sus comienzos, pues estaba claro que éstos eran 2 reales. Y así es como se denominaba comúnmente a estos 50 céntimos.
La primera serie tenía las flechas orientadas hacia abajo, y se dijo que el propio Caudillo ordenó que se dirigiesen hacia arriba. No termino de comprender el significado del agujero, pues si bien en otros casos se justificaba para evitar confusiones con otras piezas de igual tamaño, no era éste el caso.

Con el asentamiento del régimen de Franco aparecerá su busto tallado por Benlliure en las todas las monedas.
Esta de 5 pesetas fue muy típica al ser el primer duro de Franco en metal





Por esos mismos años aparecerá el medio duro, es decir 2,50 pesetas. En cuproníquel. Una extraña moneda que estorbaba en los bolsillos.




El duro estuvo en circulación hasta que el precio del níquel subió en los mercados internacionales. En ese momento se retiraron y se sustituyeron por la serie del águila inclinada (5, 25 y 50 pts). Con la disminución en el peso pues las 5 pts primitivas eran de mayor peso que las 50 de ahora.






La inclinación supone una curiosa innovación en el escudo. No dejaba de ser un atrevimiento en un régimen estático.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de que ese águila es el Águila de San Juan. Por si algún aficionado no lo sabe estamos hablando de San Juan Evangelista, que se simboliza por esa ave.
Y ese águila fue adoptada por los Reyes Católicos que la incorporaron a su escudo junto con el yugo y las flechas. El símbolo del águila fue ideado por Antonio de Nebrija, el autor de la primera Gramática Española; sevillano por más señas.

No puedo dejar pasar la ocasión para comentar que la estatua de Gonzalo Fernández de Córdoba y Aguilar, el Gran Capitán, que se sitúa actualmente en la Plaza de Las Tendillas de Córdoba, tiene en su pedestal el escudo de los RRCC, a los que sirvió eficazmente en la toma de Granada y en la conquista del Reino de Nápoles.
Pues bien, en 1907 se inició el proyecto de la realización de la estatua, inaugurándose en 1923 en su emplazamiento inicial.
Y ya bien entrada la democracia en nuestro país, un concejal del Ayuntamiento de Córdoba (¿de qué partido creéis que podría ser?) sugirió se eliminase ese símbolo del monumento por los motivos que os podéis imaginar. Por ahí he leído el apelativo de “zoquete” a dicho personaje.


Estatua del Gran Capitán y el escudo de su pedestal


Al final se terminó quitando el escudo de las piezas de aluminio pero el busto de Franco se quedó. Teníamos Franco hasta en la sopa.



Ya con el busto de Ávalos tenemos 50 céntimos de aluminio…
… y la pieza cumbre del franquismo, las 100 pesetas de plata o 20 duros que, para no desmerecer de la perragorda, imitará en su reverso un escudo empleado por los Austrias y Borbones. Estaba todo pero que muy bien estudiado.





1 y 2.- 100 pesetas de Franco
3.- Reverso de 2 reales de Felipe II
4.- Reverso de 4 reales de Felipe IV
5.- Reverso de 2 reales de Felipe V